Cuando pequeña, algo que varias mamás deben recordar también, uno de los “vestidos” que esperaba toda niña era el de la Primera Comunión. Toda la magia que envolvía a ese vestido era maravilloso, y nos llevaba a viajar con la mente hasta donde la imaginación nos dejara (en mi caso era muy lejos je). Hoy día la tradición del vestido de Primera Comunión se ha perdido mayormente en nuestro país, y es algo que he querido recuperar con estas sesiones. Para que todas las pequeñas puedan tener una linda experiencia para recordar en el futuro, más allá de la importancia del Sacramento en sí. Y si…aún tengo mi vestido guardado.

SESIONES DE PRIMERA COMUNIÓN Esta etapa es maravillosa, los niños y niñas están en esa transición desde la niñez a la adolescencia, manteniendo aún esa chispa infantil, alegría y espíritu de juego.

En estas sesiones busco captar esa magia, en un ambiente divertido donde se lograrán hermosas fotos que podrán ser utilizadas en las estampitas de souvenir el día de la misa, así como fotos para enmarcar. Se realizan previas a la Primera Comunión.

Cuento con opciones de sesión en estudio (sólo chicos) o exteriores (chicas y chicos) . En el caso de las niñas las mismas se realizan hasta con 2 vestimentas diferentes. Las cuales están incluídas en la sesión, actualizando el guardarropa cada año y siendo uno de los mejores secretos guardados del estudio hasta la fecha de las sesiones 😉 .

En todas las sesiones de Primera Comunión incluyo fotos con la familia, pues sé lo difícil que puede ser tener una foto familiar actualizada y donde estén todos (siempre uno hace de fotógrafo y queda fuera).

También puede incluirse al paquete la cobertura de la Misa de Primera Comunión.

Son cupos limitados por lo que aconsejo agendar con tiempo. Ya está abierta la agenda 2018.

Para ver fotos de Primera Comunión 2018 haz click aquí.

Las fotos de este año puedes verlas haciendo click aquí