Algo que me gusta remarcar cuando hablo de fotografía newborn es sobre el hecho de contar con un profesional capacitado ya que al trabajar con personitas tan pequeñas deben de tener cuidados especiales. Una capacitación correcta hasta contar con un espacio apto para ello, así como para niños más grandes, son dos pilares fundamentales a la hora de la fotografía de familia.

Es por ello que cuando en la jornada de ayer logré el contar con una cobertura de «área protegida» por Cardiomóvil para el estudio, sin dudas marcó un antes y un después.

Desde el comienzo tenía en mente que quería tener el respaldo de ellos, ya que con mi familia somos socios desde hace muchos años y conozco la manera en que trabajan siempre apostando a la vida.

Así que de aquí en más durante las sesiones en estudio contaremos con un respaldo invaluable, producto de un vínculo comercial que sé que traerá más cosas lindas incluyendo para los socios de Cardiomóvil.

Hoy me siento sumamente feliz pues es algo que he logrado por y para ustedes. 🙂